LITERATURA‎ > ‎

Autores anteriores

         
Tintenwelt-Trilogie (Mundo de Tinta)

Introducirnos en un libro. ¿Cuántas veces hemos pensado en esa posibilidad tras haber leído un libro que nos haya interesado? Esta cuestión nos la plantea la autora alemana Cornelia Funke con la saga Mundo de Tinta compuesta por 3 libros, cada uno con una gran historia que ofrecer. Los títulos en orden cronológico son:

-      Corazón de Tinta

-      Sangre de Tinta

-      Muerte de Tinta

En el primer libro Corazón de Tinta” asistimos a la presentación de los hechos: Meggie, personaje principal, es hija de un encuadernador quien le ha transmitido su amor desbordado por la literatura. Viven en una granja apartada atestada de libros, entre los que ella ha vivido durante sus trece años de existencia. No obstante, su lugar de residencia ha cambiado en numerosas ocasiones y el paradero de su madre, Resa, es desconocido. Una noche, un tipo aparece en medio de la lluvia. El papá de Meggie, Mo, lo hace pasar y se encierra a hablar con él en su taller. El nombre del desconocido: Dedo Polvoriento. Éste les pide a Meggi y a su papá que lo acompañen, pues él los puede llevar con un personaje importante dentro de la trama, antes de que sus hombres los encuentren y los hagan ir por las malas.

Después de una gran serie de aventuras que se pueden hallar en el primer libro, en Sangre de Tinta Meggie, Mo y Resa viven con la tía de Meggie en una mansión llena de libros. Dedo Polvoriento y un nuevo personaje, Farid recorren el mundo buscando un lector que los transporte de nuevo a la historia del autor del Mundo de Tinta, Fenoglio. Meggie desea ver con sus ojos las maravillas que Resa le cuenta con sus manos. Así aparece Orfeo, un lector que juega con las palabras de Fenoglio para introducir a Dedo Polvoriento en la historia. Pero una cosa es leer una historia y otra es estar dentro de ella. La historia de Fenoglio, privada por diez años de algunos de sus personajes, siguió su camino y muchas cosas han cambiado, la vida del Mundo de Tinta continuó por rumbos que su autor no había previsto.

En el último libro Muerte de Tinta Meggie y Mo, convertido en un bandido valiente oculto en el Bosque Interminable, se ven envueltos en una nueva aventura. Umbra se ha convertido en un lugar triste y pobre en el que malviven sus atemorizados moradores. Una ciudad en la que sin embargo se pasean con normalidad los hombrecillos de cristal, las mujercitas de musgo o las temidas Mujeres Blancas. Pero la mágica aventura proviene de la imaginación y fantasía del viejo Fenoglio y de las malas artes de un escritor sin escrúpulos que vende su arte por dinero, Orfeo. Un libro en el que los escritores no controlan las palabras hermosas y los terribles personajes que han creado y que mueven los hilos de este Mundo de Tinta sin su permiso.

Para los ávidos lectores es realmente fácil conectar con los personajes de esta obra pues, si algo es común en los protagonistas, es el amor y el cariño que profesan por los libros. Ese y otros tantos dilemas se plantearán en una obra increíble donde uno como lector podrá adentrarse en el maravilloso Mundo de Tinta. Una vez allí conocerá a peculiares personajes e irá descubriendo poco a poco la dura carga que conlleva el poder de aquellos dotados con el don de dar vida a los personajes de los cuentos.

Finalmente es una de las obras más recomendables para la juventud de hoy, ya que la autora nos sumerge en la historia casi sin darnos cuenta porque nos hace creer que es Meggie la que viaja, pero lo hacemos con ella. Y de pronto empieza a notarse lo complejo del Mundo de Tinta, poblado de personajes para los que Fenoglio no escribió historia, pero que pertenecen a ese mundo tanto como los protagonistas. Porque el Mundo de Tinta está repleto de personas que llenan los poblados, los castillos, las ferias ambulantes de titiriteros y bandidos. Además permite conocer la nueva literatura alemana.

 Eduardo Pérez Salazar, Alumno de 6° año del Plantel 6 "Antonio Caso".




Semblanza circulo de lectura: E. T. A. Hoffmann, “Los Elixires del  Diablo”.

En la vida y obra del autor alemán E.T.A. Hoffmann es interesante observar  sus antecedentes histórico personales y  cuáles son los motivos que lo llevan a escribir textos como: “El Hombre de arena” y “Los elixires del diablo” que a muchos psicoanalistas ha interesado descifrar sus componentes e incluso se ha intentado hacer un análisis de los personajes vinculándolo con la vida del autor.

Bien sabemos que el análisis de personajes es ficción,  sin embargo se puede hacer una lectura de la teoría psicoanalítica y la identificación de algunos  puntos principales que enmarca dicha teoría; por ejemplo, Jacques Lacan (Psicoanalista francés), propone una teoría donde expone cómo es que nos construimos como sujetos, dando por resultado una de las tres estructuras de personalidad como: la neurosis, perversión o psicosis. Para que logre conformarse alguna de estas tres estructuras.

Lacan  formuló los conceptos de tres registros: el Real,  Imaginario y Simbólico; donde lo Real correspondería a lo que no se puede expresar en lenguaje, lo que no se puede decir o representar, porque al re-presentarlo se pierde la esencia de éste, es decir,  el objeto mismo.

El registro de lo Imaginario: estaría  constituido por la identificación como un proceso de formación, donde el sujeto puede crear su imagen como el “yo” diferenciado del otro. Lo que se conoce como “yo” es formado a través de lo que es el otro; es la forma primitiva de pensamiento simbólico.

Finalmente, el registro Simbólico: es donde aparece un aspecto no-lingüístico de la psique en tanto lo simbólico,  es decir, el lenguaje verbal coherente  genera el primer conjunto de reglas que gobiernan el comportamiento e integran a cada sujeto en la cultura. Este es el registro más evolucionado y  el que conforma al ser humano adulto.

Particularmente en el caso de la psicosis, se ha planteado la idea de un rechazo en el funcionamiento del orden Simbólico. En la psicosis el inconsciente está en la superficie, es consciente, por lo que podríamos decir que aparece todo en el registro Real, llevando al acto  lo que se  piensa, el sujeto parece quedar sin la capacidad de hacer una metáfora que le ponga límites o prohibiciones, para así poder ser sujetos adaptables y sociales. A diferencia de la estructura neurótica, el sujeto puede realizar metáfora y no todo lo toma literal, sino que pone en juego sus múltiples significantes para ser sujetos adaptables a un entorno.

De esta forma leemos que Medardus, el personaje central de la  obra de Hoffmann, “Los elixires del diablo”, tiene como característica principal la falta de límites en el quehacer de llevar a cabo sus más bajas pasiones y al no ser adaptable a su sociedad. Este personaje tan complejo nos  revela que el demonio está en su estirpe y lo  lleva a cometer actos criminales, a mentir, a ser soberbio y dejar salir su sexualidad desbordada. Esta obra llega a tal grado que el autor elabora una imaginería muy cercana, se podría decir, a los delirios de su propia mente, donde plasma en docenas de personajes una lucha constante en sí mismo y logra sublimar en la creación de esta obra literaria.

Ya que en Psicoanálisis  no todo está escrito, dejo esta pregunta abierta y hago la invitación a los estudiantes a leer esta magnífica obra en alemán para descifrar: ¿qué de la esencia de estos personajes tiene que ver con la vida del autor?...

 

Profesora Laura U. Pineda Godínez. Colegio de Psicología e Higiene Mental, plantel N.7

 Bibliografia

  • Las Psicosis, El Seminario, Libro III (1955-1956), J.A. Miller Paris, Le Seuil, 1981
  • La métafora del sujeto, (1960), Escritos, Paris, le Seuil, 1966.
  • http://psicoanalisisuan.blogspot.mx/2011/07/desarrollo-del-concepto-de-psicosis-en.html

Comments